Desconexión: vea la viga en el suyo

eBreve comentario al artículo de Elisa de la Nuez, abogada del Estado, publicado en El Mundo el 8 de Septiembre de 2017. En cursiva, fragmentos de su texto.

http://www.elmundo.es/opinion/2017/09/05/59ad81b8ca47418d058b458d.html

1.Todo sin ninguna de las garantías que en cualquier democracia seria se consideran imprescindibles para que el resultado resulte vinculante no ya jurídicamente sino incluso políticamente.

El Congreso rechazó ceder la competencia a Cataluña. Tampoco el Presidente del Gobierno quiere convocarlo, como sí hizo Cameron.

2. [E]l legítimo Gobierno catalán nacido de las elecciones de 2015 ha decidido prescindir por las bravas del fundamento último de su propia legitimidad, es decir, de la Constitución, el Estatuto de Autonomía y del resto del ordenamiento jurídico vigente en la medida en que contradiga el objetivo de la secesión unilateral.

Legitimidad. No se sabe muy bien que sentido maneja el autor. Si es una Grundnorm kelseniana o una Regla de Reconocimiento Hartiana estaría de acuerdo.

Pero decir que la Constitución (la norma jurídica) es el fundamento de una legitimidad de otro tipo (política, moral) no sería acertado. Reenviaría a otra cuestión: ¿qué hay detrás de la Constitución? ¿Qué valores?

3.Y es que la democracia implica la aceptación del pluralismo político y es incompatible con el pensamiento único y las verdades absolutas, por amplias que sean las mayorías que respalden este tipo de proyectos mesiánicos.

La Constitución de 1978 fue modificada en 2011 por acuerdo de dos partidos políticos. Es decir, de dos cúpulas. La ley de hierro de la oligarquía de Michels.

4.[L]a aprobación de un procedimiento introduciendo triquiñuelas para vulnerar las reglas elementales de la transparencia, el respeto al pluralismo político y los derechos de las minorías. 

La modificación constitucional antes mencionada fue aprobada por el procedimiento de urgencia y en lectura única. Y en verano (sé lo que hicisteis el último verano).

5. [E]s, sin duda, una buena noticia el que realizar una consulta legal sobre el deseo de independencia de una parte de la ciudadanía catalana resulte tan complicado porque quiere decir que vivimos en una democracia.

Una sociedad adulta, debería poder utilizar mecanismos de participación como referendums o iniciativas legislativas. Y no debería ser complicado en el sentido de burocrático, y costoso para los promotores, aunque sí reflexionado.

La modificación constitucional antes mencionada requería 35 firmas de diputados para la celebración del referendum, pero solo se obtuvieron 18.

6.Para una narración alternativa de la desconexión, puede leerse este artículo del catedrático Ramón Cotarelo.

Aquí un fragmento muy expresivo:

“Ese enunciado que comparten PP y PSOE frente a Cataluña de que sin ley no hay democracia es una tontería. Sin ley no hay democracia. Y con ley, tampoco. Las Leyes de Nürnberg eran leyes y el régimen, una tiranía. Todo depende de la ley y de la democracia”.

http://iniciativadebate.net/2017/09/07/es-una-algarabia-no-sire-es-una-revolucion/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s